Desde San Cristobal

Antropólogo Lingüista, ahora coqueteando con lo social...

Saturday, November 04, 2006

Racionalidad Ambiental



Todo esto nos recuerda que estos tiempos son de "Crisis Ambiental". Un concepto que nos remite a muchos discursos distintos, a diálogos de algunos, a distintas respuestas y también propuestas. Cómo solucionar los diversos problemas que afectan a nuestro planeta, cómo revertir los efectos negativos que nuestra cultura y hábitos occidentales han causado.
Siguiendo o en contracorriente a la racionalidad dominante del sistema-mundo capitalista, que es una lógica sujeta a la del mercado, se plantea la necesidad de crear o tener un "saber ambiental", que obligue a reconocer la complejidad ecológica en contra de una simplificación del mercado en donde todo se reduce al dinero. Y es que es está lógica del mercado, del comercio, en donde todo puede ser vendido y comprado, esta tremenda objetivización del mundo, de como mencionamos: una cosificación de la naturaleza lo que ha causado muchos o sino la mayoría de los problemas actuales ambientales.
Muchas de las propuestas para enmendar esta comercialización de la naturaleza y de sus recursos, proponen regresar y retomar los saberes tradicionales de distintas culturas y pueblos, volver a tener en cuenta las prácticas ambientales y la simbolización de la naturaleza. Otro punto importante de esto es tener en cuenta las distintas experiencias de desarrollo que se han llevado a cabo en distintos lugares, desde los casos exitosos hasta los no exitosos, todo con el fin de aprender.

Sin lugar a dudas nuestro saber ambiental debe modificarse, ser más conscientes de los discursos actuales que promueven el desarrollo sustentable y aquellos que hablan de una re-apropiación de la naturaleza y de nuestra relación con el medio ambiente. Creo que sería interesante y me gustaría proponer para más adelante, el seguimiento o al menos la visita a algún sitio aquí en Chiapas que esté llevando a cabo alguno de estos proyectos de desarrollo sustentable. Sobretodo ahora que he recibido por parte de unas amigas del ECOSUR, una forma para suscribirme a una red para adquirir verduras orgánicas y otros productos. No conozco el lugar en el que se plantan y pienso que sería muy importante visitarlo y conocer toda esta dinámica.


Fotos tomadas por mí en la Global Climate Change March in Montreal 2005 ...

Monday, October 23, 2006

Sinergia


Nos encontramos en una coyuntura, en el surgimiento de un nuevo discurso, de un nuevo paradigma: La sinergia. Como concepto de análisis transdisciplinario sus alcances y resultados serían fabulosos ya que permitirían dar un lenguaje común a todas las ciencias. Como un puente que enlazaría y que conectaría, que permitiría el intercambio de información y que por sí mismo generaría "sinergia".

Los ejemplos dados de sinergia parecen comprobar una y otra vez que los enteros son más importantes que las partes, pero aún así tomando en cuenta al individuo, a este pequeño integrante de una colectividad quien a través de su propio esfuerzo, unido a muchos como él, logra transformar las cosas, provocar cambios de estado, etc. que derivan en la creación de sistemas complejos. Uno de los ejemplos que más llamó mi atención fue cuando se mencionó que dentro de un ecosistema, los sonidos emitidos por cierto animal que mira a un depredador, sirven como señal que avisa el peligro inminente, no solo a los de su especie sino a todos los integrantes de este ecosistema. Me parece una teoría optimista, que nos lleva a pensar que sólo trabajando juntos lograremos alcanzar niveles de complejidad que nos permitirán una nueva adaptación y que mejorarán nuestro desempeño mutuo. Hablaba anteriormente, a manera de introducción sobre una ruptura epistemológica, por supuesto que me refería a la teoría darwinista de la evolución, interpretada a la manera de que el más fuerte vencerá, mientras que la sinergia predica el trabajo y la suma del colectivo para lograr alcanzar objetivos concretos.


Las preguntas del Profe:

¿Cuál es la diferencia entre un grupo con sinergia y uno sin ella?
El Pueblo Tzotzil ¿tiene sinergia? ¿El EZLN? ¿El Yunque?
¿Los aficionados de los Pumas? ¿Los emigrantes chiapanecos en North Carolina? ¿Una unidad de análisis?¿Cuál es la relación entre sinergia y poder político? ¿Autonomía? ¿Identidad?



Son preguntas difíciles pero a la vez muy interesantes. Invitan a unareflexión pausada, procesualista, a largo plazo, es una construcción interesante y permanentemente abierta. Con algunos temas me identifico más que con otros. Para mí, un grupo con sinergia es vibrante, a la manera de un sistema lleno de energía y produce, que propone, que se hace preguntas y genera respuestas, en el que todas las voces y puntos de vista son escuchados. Hay movimiento definitivamente, y es a través de éste que se van generando nuevas dinámicas y formas de entender el mundo.
Sobre el pueblo tzotil. No lo sé, hay quien dice que las divisiones étnicas no son más que inventos del Estado. Antes pensaba que lo que unia o definía a un grupo étnico era la lengua, pero ahora ya no estoy tan segura. Ejemplo de esto podría ser la misma definición de Mesoamérica como un Área Cultural, en donde diversos y numerosos grupos, con lenguas distintas, comparten una serie de rasgos que los identifican en un amplio territorio, como pertenencientes a una sola cultura. Una sola cultura con sus propias particularidades, particularidades que se unen para formar un todo, en donde el todo es más importante que las partes. Me parece que Mesoamérica fue, o es, un buen ejemplo de la sinergia.

Los Pumas, los inmigrantes... todos tienen un rasgo en común y esto es lo que los une y da cohesión, los hace formar grupos y convertirse en actores, en relación con otros y en la formación de redes. Hasta cierto punto podemos hablar de sinergia, si no fuera por el hecho de la a veces penosa, imposición de sistemas de organización jerárquicos, la aparición de líderes y profetas, que en lugar de ser horizontales, promueven la división interna como forma de legitimar hasta cierto punto su posición en el poder. Sobre esto hay muchas opiniones. Pienso, que si todos trabajan juntos, como iguales, cada quien aportando lo que sabe hacer, uniendo fuerzas, la sinergia seria posible. Yo también soy optimista.


¿Esta generación de estudiantes de la Maestría?

Es mucho más complicado hablar sobre lo que pasa en esta maestría porque definitivamente sería sencillo herir suceptibilidades. Somos una generación muy numerosa y el espacio que ocupamos es hasta cierto punto reducido. Muchos factores causaron estres, como la búsqueda de una vivienda, la falta de dinero estos dos meses, el concretar los proyectos de investigación pero sobretodo entender qué es exactamente lo que los profesores-investigadores del CIESAS quieren de nosotros. Para mí ha sido una gran sorpresa el encontrarme con tantos chicos con formaciones previas distintas a la Antropología. Desde Filosofía hasta Relaciones Internacionales. Esto plantea una dinámica de trabajo distinta para quienes tuvimos una formación dentro de la Antropología o alguna de sus disciplinas. Los puntos de vista y los enfoques son totalmente diferentes, aunque poco a poco estamos llegando a concensos.

Friday, October 13, 2006

Reflexiones en torno a Wallerstein


Wallerstein critica los estudios sociales que se basan en el estado-nación como unidad de análisis. Sugiere que se toma el sistema-mundo como unidad. Pero podemos preguntarnos ¿qué implica esta sugerencia para la investigación antropológica? De hecho, surgen varias preguntas.

Así es, en el contexto actual, post-capitalista, el hablar de Estados-Nación limita en gran medida los alcances de cualquier análisis que estudie las relaciones de poder, las redes, los actores y el intercambio de bienes y de información. El tomar al Sistema-Mundo como unidad de análisis involucra desde un inicio explicar el concepto y lo que abarca. El análisis histórico en este caso se vuelve una herramienta metodológica que nos permita ubicar el surgimiento de este discurso, sus condiciones de producción y de circulación. Es un planteamiento teórico-metodológico que facilita la identificación de distintos objetos de estudio que rebasan los límites tradicionales de otros modelos sociales y que sesgarían cualquier investigación sobre el tema. En cuanto a las problemáticas bien se mencionan las relaciones espaciales y temporales que en un análisis de tipo Sistema-Mundo son muy complejas e involucran un sin fin y nuevo número de variables que se entrecruzan y conectan con varios ejes en distintas ubicaciones en el mundo y a lo largo de determinados períodos a lo largo del tiempo, que van dando forma a grandes comunidades que al final se conforman como sistemas. Como he dicho anteriormente, el concepto de Sistema-Mundo es ante todo una construcción metodológica que permite estudiar y explicar el funcionamiento de determinados puntos entretejidos uno con otro a través de distintos mecanismos forman una unidad compleja. Es un análisis de tipo Macro, en lugar de uno Micro, tal como lo venían haciendo investigadores como Sol Pax (Current Anthropology). Si mal no recuerdo, formaba parte de los precursores que luego iniciarían el famoso Proyecto Chicago (1957), que buscaban fervientemente la conexión con el pasado Maya. Son estudios interesantísimos, aunque podrían ser criticados como estudios parciales llenos de un románticismo etnológico y lingüístico y de corte ciertamente relativista, del que pocas leyes pueden ser extraídas ya que es difícil hacer una comparación transcultural de sus Instituciones sociales. Después de esto vendría el Proyecto Harvard (1962) y el de la universidad de Stanford. En cuanto a la utilidad y relevancia de estas unidades comunitarias o pueblos, su valor se encuentra dentro de la etnología, como dato empírico, como registro local pero no como una forma de comparación transcultural en búsqueda de universales o en este caso como un punto más del entretejido que forma los sitemas-mundo aboradados anteriormente. Actualmente, por distintos procesos de migración, de intercambio con grupos exteriores, con los programas gubernamentales y la siempre apremiante necesidad de obtener títulos para las tierras y ejidos comunales trabajados por distintos pueblos autóctonos del Estado de Chiapas, el hablar de comunidades y no de regiones sesga el análisis social y hace más difícil la planeación de estrategias para el bien común y la resolución de distintas problemáticas que no sólo afectan a un grupo reducido de personas, sino a una región específica y el identificar estas regiones se vuelve no sólo un imperativo como una necesidad.

Sobre mi proyecto de tesis

Bueno, para empezar mis primeros problemas empíricos tienen que ver con definir la región, ya que esta fue declarada en 1972, por el entoces presidente Luuis Echeverría, como reserva nacional de flora y fauna y dada legalmente al grupo étnico Lacandón. Desafortunadamente este decreto presentó desde un principio varias inconsistencias. La medición fue incorrecta, olvidó incluir a los lacandones que habitaban en Monte Líbano y a orillas de los lagos Nahá y Metsäbok. Olvidó que dentro de estas tierras ya habitaban varios campesinos de otras etnias y que muchas hectárias no habían sido aún expropiadas a latifundistas herencia del antiguo régimen pre-revolucionario Porfirista. Desde este contexto, mi unidad de análisis sera la comunida lacandona del norte de Nahá, que hasta cierta medida se ha mantenido más aislada debido a la falta de infraestructura carretera para accesar, de pocos atractivos turísticos o no desarrollados aún por falta de recursos y capacitación; a diferencia de la comunidad del Sur: Lacanhá Chansayab que ha aprovechado bien su cercanía a la zonas arqueológicas de Bonampak y Yaxchilan y su ambiente selvático. Desde esta perspectiva se tendría que analizar que grupos exógenos son los que promueven los proyectos de turísmo alternativo, quienes llevan y entregan los distintos programas del gobierno y la aparición y reciente conversión a religiones protestantes (Bautistas, Presbiterianos, Adventistas). En cuanto a lo endógeno, la socialización lacandona se basa en núcleos familiares en los que un padre de familia representa a pequeñas familias emparentadas en un sistema de parentesco de tipo endogámico y hasta hace poco tiempo, poligámico. El ver como se construyen redes sociales entre ellos y como se representan y enlazan con el mundo exterior formaría parte de la investigación de campo, la cual planeo comenzar en cuanto tengamos vacaciones en el CIESAS.

Wednesday, September 27, 2006

El Sistema Mundo


Las palabras clave en cuanto a la globalización son: Redes y Conexiones. El analista debe buscar el análisis de las estructuras internas y de las relaciones externas que estas mantienen, generan, reactualizan y transforman. Como principio metodológico habría que buscar y en un principio identificar los conjuntos de posiciones, las instituciones, las fuerzas políticas e ideológicas que generan ciertos centros de poder. Hay quien produce y hay quién recibe, cuáles son los actores principales y cómo se organizan sería una primer pregunta a contestar. Después habría que pensar en cómo funcionan en este contexto las leyes, las directrices, los procedimientos y todo esto que al final nos dicen cómo se configuran las identidades desde lo que es permisible y no es permisible.

De nuevo Wallerstein introduce otro problema metodológico, reconocer los fenómenos desde una perspectiva macro a una micro y tal vez reflexionar sobre el contexto, sobre la historia, sobre cómo determinados acontecimientos llevaron a tomar desiciones y acciones a corto, mediano y largo plazo y ubicarlas en el espacio-tiempo. Es una articulación interesante. Cómo se generó determinado discursó, es una buena pregunta y muy válida para entender de dónde venimos, en dónde estamos y hacia dónde vamos. Generalmente el antropólogo, o mejor dicho, el etnólogo, cae en el sincronismo. Se me ocurren un par de cosas para explicar esto. Al situarse en cierto punto, en el presente, se evita implicaciones mayores que podrían interferir en su investigación. Por ejemplo, al estudiar cierto fenómeno, cierta ceremonia religiosa, en lugar de describirla, al encontrarse con elementos que podrían parecer vinculados a un pasado, en nuestro contexto prehispánico, o elementos que parecen estar vinculados a influencias externas. Es entonces en donde el etnólogo tiene que delimitar cuál será su campo, si su etnografía será en la sincronía o si analizará e incluirá la historia para explicar la procedencia de ciertos rasgos u objetos que sorprenden por su "arcaísmo" o "novedad". Debe ser difícil tomar una decisión así, pensar si va a sesgar el análisis o pensar que para una descripción no hace falta involucra a otras disciplinas.

Y bueno, retomando lo novedoso, las innovaciones, vaya que la globalización ha traído mucho de esto, y tomese en cuenta mi perspectiva "traído", espacialmente me ubico en mi espacio y veo a estas influencias venir y llegar y ver cómo mi sociedad se apropia de éstas y las incorpora. Si hiciera una etnografía de la ciudad de México ahora, no sé si dejaría de analizar o comentar los nuevos elementos, pero suponiendo que ya hubiese conocido la ciudad antes de que la globalización llegara en forma de comercios y productos, sería capaz de identificar todos estos elementos externos y no nacionales. O de igual forma, si fuese de algún país que exporta su cultura sería capaz de reconocer lo que viene de donde vengo. Pero si soy de un país más o menos neutral, cosa rara de encontrar ahora, y llegase de pronto a la ciudad, no sería capaz de diferenciar lo nacional de lo extranjero e importado a través de los mecanismos de la globalización. He aquí el filtro cultural del antropólogo, es difícil ser objetivo, hasta qué punto mi etnografía será precisa, tomando en cuenta lo anterior....

Esta historia continuará....

Friday, September 22, 2006

Sobre la producción social


En torno a este tema, me parece que Jacorzynski trata de introducirnos a una forma ya conocida de hacer antropología, es esta permanente tensión entre lo émico y lo ético, entre lo objetivo y lo subjetivo, que siempre esta presente en el discurso sobre cómo registrar y reproducir. No es un tema nuevo, de hecho para muchos la antropología no se basa en el deseo de conocer al otro, sino de vernos reflejados en él y aprender de nosotros mismos, conocernos mejor. A mí me sigue agradando el enfoque de Malinowski, lo que ha aportado a la antropología es muy grande como para decir que se rechaza esto u lo otro, no siento que haya construido ningún estereotipo, por el contrario, si se trabaja en sociedades pequeñas los resultados son más homogéneos a que si se trabaja en un lugar con mayor población y expuesta a muchas otras cosas, a otras redes de información y que tiene los medios para viajar y ver mundo y traer nuevas cosas e información a su lugar de origen. Por ejemplo, cuando trabajaba en la Sierra Norte de Puebla, en Patla, muchos migrantes regresaron a sus casas, chicos jóvenes sobretodo, me sorprendí bastante, se reunían en pandillas y vestían de negro, usaban piercings, maquillaje en los labios y su actitud era desafiante... digamos, que si hiciera como han mal llamado antropología de un "totonaco estereotipado" tendría que ignorar a estos chicos. Para nada. Para que una etnografía sea buena tiene que enfocarse también en otros actores, ver las conexiones con otras redes, no quedarse en ciertas personas que parecen saber más o que están más dispuestas a hablar de su cultura, eso no sería un buen trabajo de campo, por lo tanto lo del estereotipo es un mito. Las cosas cambian pero ya nadie espera realmente encontrar grupos indígenas intactos, sin contacto con el exterior, con todas sus instituciones preservadas y netamente prehispánicas, bueno, tal vez un estudiante nuevo en antropología que nunca ha salido al campo. Además el concepto de cultura abarca muchísimo, hay que delimitar. Si lo pensamos en términos de sistema, no se puede explicar a éste con base a la función de una sola de sus partes, lo que le da funcionamiento y lo hace ser un sistema es esta interacción y relación entre todas sus partes, por eso no se pierde lo social, sigue ahí, el problema son las metodologías que han perdido el punto, como que de nuevo nos enfrentamos a los amateurs.

¿Qué es que le motiva a la persona seguir como ser social? ¿O en realidad se dedica a engañar a sus prójimos para servir a sus fines individuales, al estilo de The Confidence Man de Herman Melville?

Bueno, de qué estamos hablando, ¿estamos haciendo Hermenéutica, filosofía o Antropología?.. que se les han olvidado los conceptos de Estatus y Rol, no sé a dónde conduce esta discusión. Para qué subrayar y quedarse en este reduccionismo ya superado de las oposiciones... claro que somos complejos y si estudiamos ciencia social deberíamos enfocarnos en estas cuestiones y no en que si el individuo, que si el.. por cierto, en todo este asunto ¿en dónde han dejado a Boas?

Yo también me canso de este monólogo interminable, que si yo, que si soy individuo. No. Lo subjetivo va en la hoja izquierda del diario de campo, punto. Parece que nos vamos a una psicología barata de uno a uno y a ver quién quiere leer lo que "sufrí" en el campo o mis "angustias" existenciales y espirituales. Hay que saber respetar los límites. Y sigo sintiendo la ausencia de otros antropólogos clásicos, y ¿qué hay de la formación de nuestros profesores.. qué leían ellos, que trabajo de campo hicieron, por qué estudiaron antropología, todavía van al campo o son de escritorio?... tenemos que actualizarnos.

Bueno y ahora el salto mortal del "yoísmo" al "internetismo". Debo confesar que he sido adicta a la red por dos años, publico en webzines, tengo un foro del que soy administradora, participo en 5 más, tengo un par de bloggs, publico fotos, tengo mi otro mundo ahí, ICQ, Msn messenger, Yahoo... skype. La comunidad que se conecta es mucha, los tengo por horarios, los de europa, los de norteamerica, los de sudamerica, sé a qué hora se conectan y a qué hora se desconectan. Los Suecos son los que pasan más tiempo en línea, los canadienses pasan poco, algunos quieren hablar del mundo y de lo que pasa en sus países, la mayoría quiere conocer gente, hacer amigos y muchos solo quieren intercambiar fotos y tener sexo en línea. Hay mucha gente dañanda, depredadores sexuales y muchos pedófilos. Los foros están moderados con mano dura, sobretodo los que han sido demandados por dar información que ha llevado a la quiebra o que ha hecho perder mucho dinero a empresas, como el famoso juicio del foro sueco FlashBack. Muchos intercambian música, bajan películas pero sus ordenadores están infectandose con virus todo el tiempo. Yo no uso PCs, no me gusta windows, uso Macintosh, es mejor, cero virus hasta ahora. Nadie colabora por altruísmo, para nada, es divertido, es un hobbie, es una adicción, es mejor hablar con la gente desde el ordenador y apagarlo cuando te venga en gana, ahora aquí, después no, regulas cuánto quieres decir, bloqueas a quien no te guste, lo readmites. Por supuesto que a quien tiene bases de datos no le agrada que tanta pero tanta información circule de manera libre y gratis, se les acaba el negocio, y el caso de USA contra Europa, en Europa las leyes sobre los derechos de autor son más fuertes y largas, cuesta más obtener datos útiles, todo se guarda con gran recelo. Yo trabajé para cierto Instituto recopilando información y mandándola a su base de datos, no pude quedarme con nada y tengo que esperar un año más para que la información sea pública. No sé cuánta de esta información estará realmente disponible, cuánta censurada y cuánta será vendida. Yo pienso que el dinero mueve a mundo, es un nuevo orden mundial y que me gustaría leer a Boas.

El día del grito


El 15 de septiembre fui a cenar con unos amigos en San Cristóbal, unas buenas gringas con mucha salsa, carne al pastor y queso, me comí dos, ellos comieron 5. La celebración en la plaza estuvo muy tranquila, muchos globos y muy pocos cohetes, no escuché el himno nacional. No estaba feliz, con la situación política actual no había alegría en mi ser. Desde el restaurante, como ahora en la mayoría, vimos en la televisión a Fox, sospechamos que no estaba en el Zócalo, pero no había información precisa de dónde estaba, nada de tomas del zócalo. No supe nada, hasta ahora que he leído el blog del Profe, qué buena información, y es que esto pasa a menudo desde San Cristóbal, como que no te enteras de mucho a no ser que compres La Jornada, y miren que no tenemos copias a la mano en el CIESAS, sería bueno tener un par de ejemplares cerca de la cafetera, que debería estar cerca del salón.

Thursday, September 14, 2006

Comunidades y personalides "multiples"


En relación con la entrada anterior...

Sabemos que ninguna cultura es permanente, el cambio es la regla y no la excepción. Los rasgos y sus características comunes se solapan, se mezclan, se incluyen, marcan la diferencia o la asimilación. De ahí el concepto de Áreas Culturales en las que en determinada área geográfica distintos pueblos con distintas culturas comparten elementos en común producto del contacto y otros procesos. Me parece más bien que la etnografía y en este caso el "sujeto" se mueve en un continuo en el que trata de encontrar el equilibrio entre dos polos extremos y tal vez opuestos, para poder explicar a su objeto de estudio que va también de lo concreto a lo abstracto. En este caso la interpretación es pertinente para decidir qué fenómeno requiere una visión hacia uno u otro extremo. Sin lugar a dudas, el subjetivismo o el sentido común y el entrenamiento del antropólogo juegan un rol importantísimo. La discusión en general, se centra en no irse por ningún extremo. Surge la metodología, la guía, y también, por qué no, el instinto. Tal vez para algunos el concepto tradicional de "cultura" parezca obsoleto, pero no lo es, es una más entre muchas de nuestras clasificaciones, de nuestras formas de categorizar y entender y explicar el mundo y a los otros, a aquella famosa alteridad que de esta forma construimos. Se habla de otro concepto, el de las "descripciones culturales" y la forma de hacerlo es otro discurso, un metadiscurso sobre el quehacer etnográfico y no sobre la "cultura", sobre la relación entre la construcción social y la realidad.


Catarsis


Debo decir y reconocer que cada uno de los capítulos del libro de Witold Jacorzynski, Crepúsculos de los ídolos en la antropología social, me ha dejado maravillada. Es un recorrido formidable por el quehacer antropológico y especialmente el etnográfico. Me ha hecho volver a pensar y a recordar mis primeras salidas al campo, esas largas temporadas alejada de todo, entre montañas y ríos, como ya una vez titulé un apartado de mi diario de campo presentado en mi tesis de licenciatura. Y es que es este modo de vivir, y el sentir del antropólogo, que se enfrenta por primera vez a lo que él considera su “objeto de estudio”, los problemas y las satisfacciones que obtiene, las crisis de todo tipo, los encuentros y las encrucijadas, lo que aprende y lo que se replantea. Después de un largo trabajo de campo, se puede decir que uno cambia, que uno no volverá a ser el mismo, que la comprensión por el otro es mayor y la tolerancia se vuelve algo más sencillo de entender. Sé que cada uno de nosotros tenemos un estilo distinto al escribir, algunos lo hacen mejor, usan figuras literarias, tienen más fluidez… yo no sé cómo escribo, a veces tengo una idea y tan sólo la dejo fluir o entrelazarse y empalmarse con otras que de pronto aparecen o que llevan algún tiempo rondando mi mente, y así volviendo a Malinowski, en un afán por ser objetivo, cuántas veces se me dijo que explicara y describiera lo que veía y vivía en el campo y que dejara lo estrictamente personal para esa “hoja izquierda” del diario… cuántas veces dejé pasar hechos al haberse relacionado tanto con mi persona. Tenía que distinguir bien los hechos y separarlos, eso no siempre fue posible y definitivamente me causó un par de conflictos.

Al seguir leyendo cada uno de los capítulos de Jacorzynski, me encuentro con una nueva postura de cómo hacer etnografía, de ser antropólogo; un antropólogo distinto:

Malinowski quiere describir y explicar los hechos, Rosaldo intenta comprender los significados. Las experiencias personales aparentemente no relacionadas con el trabajo de campo del antropólogo, el aporte subjetivo al objeto de estudio, la falta de objetivismo e intersubjetividad constituían para Malinowski amenazas por excelencia. (Jacorzynski:17)

Rosaldo, su nombre me parece familiar, creo que dentro de la etnociencia si no recuerdo mal. Vaya, esto me maravilla. Entiendo que en el contexto en el que Malinowski escribió o estableció estos parámetros, la antropología estaba plagada de amateurs y demás especies, por lo que su visión me parece totalmente justificada y válida. Aún así, lo de comprender significados me llena de un romanticismo y me interesa, el antropólogo como decodificador, no sólo de la lengua, sino de los significados culturales y sociales. Bueno, esto ahora me suena a estructuralismo a la Levi-Strauss, que como buena lingüista que soy también, fue mi héroe y guía por mucho tiempo, hasta que el corpus no se adaptó a la teoría idealista, en fin.

Ahora, el pensar a la etnografía como una experiencia subjetiva en la cual es válido incluir al “yo”, se presenta muy atractiva. Es dar realmente a conocer mis temores, mis ideas y percepciones a otros. Para un grupo reducido de antropólogos esto sin duda debe ser entretenido, pero no para todos. Algunos, y creo que en mayoría, desearían conocer lo que los “otros”, los “exóticos” piensan y no tanto lo que un occidental un poco bobo o mimado vive de aventura en un lugar lejano rodeado de gente distinta, bien distinta. Pero como he dicho, esto depende del lector. Sería bueno para una reunión de fin de semana pero no en un ámbito académico. Bueno, se trata de sensibilizarse y tratar no sólo de “ver” como el otro, sino de “sentir” o “vivir” lo que le sucede, pasar por las mismas situaciones en carne propia para entender. Sí, suena atractivo. Pero uno nunca sabe cómo van a funcionar las cosas en el campo, si este tipo de situaciones van a darse, si serán posibles o recomendables en cierto lugar o momento. Aunque suena bonito, lograr una total “empatía” con el otro, con el “nuestro”, con lo que somos. Por eso a veces me parece que los antropólogos estamos un tanto cuanto perdidos, buscando en otros sitios este sentimiento de pertenencia… algunos superamos el rol del héroe y salvador, entendemos en qué consiste la verdadera pobreza y par de cosas y roles más… no sé si esto nos hace mejores personas o nos pone un poco menos locos, tal vez más locos… suena más psicológico, ¿acaso es la tendencia en esta nueva antropología? Estarse analizando continuamente para parecer más humano, más cercano y solidario al otro y llanamente para demostrar que todos somos humanos y tenemos los mismos sentimientos, temores y frustraciones… Catarsis. En fin, que Rosaldo no fue a cazar cabezas, punto final. Creo que yo si lo habría hecho, hmm…

De nuevo aparecen conceptos como “análisis semántico”, “cuestión de grado”, muy familiares pero “relaciones de poder”, la ubicación moral del orador posmoderno, ¿La ética tejida con la antropología?, ¿de qué hemisferio o círculo de poder viene esto?.. ¿quién ha creado este discurso?....

Friday, September 08, 2006

Antropológo perdido ....




Bueno, esta es una pequeña reflexión que escribí hace algunos meses, cuando todavía me sentía perdida y no sabía bien qué rumbo tomar, cuando había muchos caminos, pero ninguno tenía corazón... Originalmente está en inglés pero espero que les agrade...

Who says the experienced anthropologist does not suffer anymore from culture shock? I am still suffering from that, still when I am doing ethnography at the field and when I travel and I meet people as an individual and not as a scientist. Ethnography or what an anthropologist does is the written description of social organization, activities, simbolic and material resources and interpretative practices of a given group of individuals. For this you have to move and live with these people for a long time and participate in their social community life. In order to do this you need the ability to be objective to describe what is going on, without your own cultural filter, and at the same time gain the confidence of the people you are working with, to obtain an internal view or emic perspective -the way they see their reality; two different points of view. Then it comes this war inside of me, where do I end and when do the others start? How can I be objective without loosing my subjectivity? What is wrong and what is right and according to whom? Periods of peace followed by periods of rebeldy or violence inside my head when I do not know who I am, when I do not know what to beleive or what to follow. The world and its people are so different that is hard to say what the right path is or the truth. I have been out from a relatively complex society with a state-type political organization linked to the process of urbanization, or what you would call civilization, that I no longer have a space there or feel I am part of it. Am I condemned to live like that the rest of my life, going there and away, suffering dirty roads, old busses, cold showers, fleas and bugs, strange languages and different people for ever? Doing code switching for so long that it has become natural for me and I think I even like it. Code switching or the ability that allows me to percieve what the norms are which govern the appropriateness of different kinds of speach or behaviour in any different social context. That is the reason I always break these norms and play with codes -always getting into trouble, but as an individual, never as a scientist. So it ends up about me, me again, trying to behave and learn strategies designed to gain acces to resources and at the same time exclude others from such access. I am competitive but only with myself; that is my war, my personal little war. I spend hours thinking about creativity, how to form new patterns or structures, to perform new actions and to solve new problems. When I do not have these I start to get crazy because that makes me talk to myself and to repeat the things I already have in my mind without getting new input. It is like I do not have feedback or if I have it, it does not have the effect of “negative feedback”, which regulates or stabilizes my system. I do get lots of “positive feedback” wich has the effect of throwing my system into disequilibrium. I need to interconect to other systems of humans-in-environment. Decisions are very difficult for me because I find I have too many choices between alternative strategies or courses of action -pure rationality. I see them as products of information processing or as the interaction between a purposive decision maker and the environment -pure game. What happened to the Explorer2 in Guatemala. I think Guatemala got into a process of demystificationand and one of desacralization. My mind was crazy and my soul was lost. “Un bel di Vedremo” was all I could think or feel or see or hear. I had no taste for anything. The impoverishment of Third World nations. Guatemala, a country after several years of civil war, extermination, dependence on Western powers, natural disasters. Where was my Ego, my reasoning self acting to mantain the individual in the face of the conflicting demands or reality and internal drives or impulses? I left early in the morning, from San Cristobal de las Casas to the border town called La Mesilla. Welcome to Guatemala. I had to pay 20 pesos to get in. They are not supposed to charge you but they always do, unless you ask for a receipt and since they do not have one since it is not legal they might let you in for free or deny you the access, you never know in here. We drove to Panajachel but we had to cross a huge market selling imported china goods, it took us like an hour to get out from there. Everything changed as we got into the country, small villages, corn fields and mountains covered by vast pine woods, beautiful. The roads were fine until certain point. Our car stopped and there was a huge line of buses waiting, people walking with their things, and no one to ask what was going on. We waited for one hour and nothing happened, nobody would give me any info, after some time I learned a bridge had colapse a few hours earlier and there was no way to pass, not another alternative road and that the only solution was to go back or to wait there for three days. Well, the collapsed bridge did not stop me, I took my backpack and followed the crowd throw a little dirty road made by a huge machine there. We arrived to Panajachel a bit late but still on time to get some Quetzales (money of Guatemala) to pay for the boat to San Pedro, a little village on the shore of Lake Atitlan. We spent there a couple of days and as usual, we got robbed. They went through my stuff inside the hotel room and found my secret hidding place of money for emergencies. That is the common rule, you cannot leave Guatemala without loosing something (I left my mind there). Many stories I heard. At least I did not loose my passport. After that we moved to another town called Santa Cruz, with better views of the volcanoes, impressive. Somebody told me the lake looked mystic and yes, it is huge and deep, we were swiming next to the town and you could feel the currents and the hot sand of volcanoes. I wanted to do this ATI course but somehow my mind was blurred and left before starting it. Next time I will do it and then move to Antigua city for a couple of weeks. It was rainning really hard. People who loves rain will change their minds about it after watching how much the heaven can cry. One night there was a thunder storm over the volcanoes, they were reflected over the water of the lake, everybody was silent comtemplating them. What I found in Santa Cruz? I met the elites, americans with big properties on the shore, living a privileged life. I became silent and did not talk to them as much as I could, even though I met a pleasant one who met in person Bob Marley, he was nice, the last day he gave me a banana, he had a cute dog called rubber head that was affraid of thunder and started to shake as a puppy. It kept raining to much and more roads started to collapse. I was affraid I would not make it out of Guatemala and get trapped in there for months so I decided to leave. I woke up at five in the morning, still dark, and took a private boat for 50 Quetzales to Panajachel, then I found a shuttle to Mexico. For a moment I thought it would be impossible to do it because the driver said there was some trouble at some point of the road and that the same bridge under construction had collapsed again, fortunately it was on shape by the time we arrived there and we could pass. How different is Mexico from Guatemala, from the very beggining you start watching all these military base camps and they stop you every hour to check if there are no illegals on board. Full of soldiers everywhere, they always look at you, and immigration police. More soldiers till San Cristobal de las Casas. There I heard all these stories of women running out with them and leaving their men and children. Then again, what is war? What do I know about warfare? does it relate to psychological tendencies (innate human aggresion) or to an implicit ecological rationality? Is the goal of war to mantain the equilibrium between population, resources and territory? Why do societies fight? Why do I fight with myself? Maybe warfare is only one element in a complex system of interconections between culture and ecosystem, preserving its balance, to order intergroup relations and to redistribute land, resources and population in relation to one another. Maybe this is not true and war is the expression of imbalance, change and internal and external contradiction that leads to the destruction of human groups and the disintegration of their social system. Or is it the symbolic demarcation of boundaries and expression of group solidarity? What about those wars that were practiced in these lands before the Spanish Conquest? They were ceremonial in nature. I think I am going to read again the “Historia verdadera de la conquista de la nueva España” (Story of the real conquest of New Spain) written by Bernal Diaz del Castillo in between 1517 and 1521: “Bernal Díaz del Castillo, vecino e regidor de la muy leal ciudad de Santiago de Guatemala, uno de los primeros descubridores y conquistadores de la Nueva España y de sus provincias y Cabo de Honduras y de cuanto hay en esta tierra...” I am back in these lands again, Elizabeth, out of balance, in change and in contradiction: in war.